Inicio > Divertissement, Historias > Voces amigas

Voces amigas

untitled

“Puerta abierta” le decía su puerta nada más salir a la calle al inicio de la jornada y esto, no fallaba, le daba ánimos.

“El ascensor está subiendo” no tenía reparos en asegurarle éste mientras se apretujaba contra las demás personas que  subían.

A media mañana solía tomarse un café y con una voz recia, masculina, parecida al de un viejo amigo con quien ya no se hablaba, el expendedor se lo agradecía y encima le devolvía los cambios.

Tuvo sus más y sus menos al ir a cambiar el recibo de la luz con una voz que le sugería que pulsase el uno y que, al ir a pulsarlo, aprovechó para sacarle el dedo y dejarle colgado.

Fue a sacar tabaco sabiendo que la máquina del bar del menú no le fallaría. Sin embargo, las amables palabras que salieron de la máquina fueron seguidas de un “El tabaco mata” que le quitaron las ganas de comer nada.

Por la tarde, de visita a un cliente, pasó por la estación de servicio y se quedó charlando un rato con el surtidor de gasoil. El sí que le comprendía.

Reconfortado y de vuelta en la oficina, “el ascensor está bajando” le confirmaba que, tras el reporting al jefe ,la jornada había, por fin, terminado.

“Puerta abierta” le susurró su puerta al sentir dentro de sí el cosquilleo de las llaves. Le hubiera gustado quedarse con ella un rato pero en casa le esperaban la tele , el whatsapp y un buzón de voz repleto de voces amigas.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: