Inicio > French, Petite Poucette, Traducciones - Translations - Übersetzungen - Traductions > El abuelete refunfuñón (Alain Finkielkraut) vs. El portavoz de pulgarcita ( Michel Serres): una conversación francesa IV

El abuelete refunfuñón (Alain Finkielkraut) vs. El portavoz de pulgarcita ( Michel Serres): una conversación francesa IV

Ci-dessous mon quatrième et dernier billet avec la traduction vers l espagnol de la conversation entre les philosophes francais Alain Finkielkraut et Michel Serres qui a eu lieu le 8/12/2012 dans l´émission radio “Repliques” de France Culture. Voici le lien à l´émission:

http://www.franceculture.fr/player/reecouter?play=4519989

Más abajo mi cuarto y último post con la traducción española de la conversación entre los filósofos franceses Alain Finkielkraut y Michel Serres que tuvo lugar el 08/12/2012 en el programa de radio “Repliques” de France Culture. Arriba el enlace al programa

Michel Serres: si, pero el latín, el griego, el hebreo… están en Wikipedia, están ahí, querido amigo…La verdad es que llego a desesperarme…¿Sabe Ud.? Puesto que ha hablado de mi obra “Hermes” de los años 60… En los 80 fui a ver al director de la facultad de ciencias de la educación y le dije “ ponga a todos los alumnos a meter en línea toda la cultura, toda la ciencia y toda la literatura” y va y me responde “Para eso hace falta primero convocar exámenes”… Era para desesperarse porque Wikipedia estaba ya inventada… por todos nosotros… ¿Entiende lo que quiero decir?… Estábamos por delante… Se trata de algo acumulativo, como le decía antes… Ovidio en latín está en Wikipedia, Virgilio en latín está en Wikipedia, el griego está ahí, el hebreo también…Estamos como  Rabelais estuvo en su tiempo, nada más…

Alain Finkielkraut: … estamos como Rabelais…en lo que hace a este saber externalizado… y al mismo tiempo los profesores de enseñanza superior y secundaria se quejan al ver a los alumnos conformarse con “copiar y pegar” cuando han de componer sus trabajos…

Michel Serres: sí, copiar de Wikipedia, sé de lo que habla…

Alain Finkielkraut: …los profesores lo constatan, se desesperan. Nos decimos, vale, que el saber está externalizado y entonces resulta que la relación con ese saber no es otra que la  del “click” del ratón. Se sabe simplemente porque se tiene acceso al saber, pero entre ese acceso y el saber existe una brecha, sigue habiendo una brecha.

Michel serres: mi crítica, querido amigo, ha sido siempre esa… De siempre, cuando leía ciertos libros y aún leyéndolos ahora… de siempre me decía: “Pero cómo es posible que este profesor que ha escrito este libro eche mano de tanta cita… Si no está más que “copiando y pegando”, no se cansa de citar… a Aristóteles, a Platón, a aquel otro, al de más allá…Para poder decir algo se rodea de libros, no para de citar, es la cita en persona…” Lo que hoy algunos critican en  los jóvenes estudiantes lo hacía la generación precedente con los libros… Todavía peor… Como no podían pensar por sí mismos se ponían a citar ¿Qué es en el fondo una tesis? Una tesis tiene tanto más valor cuántas más notas a pie de página e índices rebosantes presenta de manera que su autor no ha pensado nada por sí mismo. Pero eso no es un libro. Eso no crea nada. Eso no es nada. El profesor que ha hecho una oposición a cátedra ha hecho algo peor que lo que él critica que se hace con Wikipedia. No es razonable…

Alain Finkielkraut: no sé yo…

Michel Serres: …es parecido… es lo mismo… sólo que en lugar de “cortar y pegar” de Wikipedia, se copia y pega de los libros, estamos ante exactamente la misma cosa…

Alain Finkielkraut:… “citar” puede ser también un ejercicio…

Michel Serres: … y también el “cortar y pegar” puede serlo… ¿Why not? ¿Porqué no?…

Alain Finkielkraut: mmm….

Michel Serres: que sí, que es lo mismo… ¿O es que las citas no son un “copiar y pegar”?

Alain Finkielkraut: …hombre, pues, no…porque junto a las citas están también los razonamientos que esas citas ilustran… “En el “copiar y pegar” no hay razonamiento.

Michel Serres: yo, sabe Ud., no leo tesis. Me parece inútil ese tragarse cita tras cita… y esto de citar  es lo mismo que el “copiar y pegar” de Wikipedia. Ni más ni menos. Así que no critique a la nueva generación cuando Ud. ha hecho lo mismo.

Alain Finkielkraut: bueno, no estoy seguro de haber hecho lo mismo, al menos así lo espero…

Michel Serres: me refería a un “Ud.” general…

Alain Finkielkraut: creo en cualquier caso que habría que evitar que este fenómeno vaya a más… Pero me gustaría plantearle otra pregunta… pues para comprender mejor esta mutación de la relación pedagógica… Es el tema que Ud. aborda en su libro “Andrómaca, viuda negra” publicado por L´Herne y que también lo es de “Petite Pucette”

Michel Serres: bueno, no es el mismo tema necesariamente, la pedagogía es un caso particular. En uno de los libros me refiero a nuestro mundo en general y en el otro me centro en la pedagogía.

Alain Finkielkraut: si, es cierto…Ud. , en el fondo, encuentra algo positivo en la charlatanería de “Pulgarcita” cuando afirma que obedece a una demanda, una demanda cada vez mayor y más concreta por parte de estos jóvenes de la generación de “Pulgarcita”. Y, para Ud, si he comprendido bien, esta demanda llega a ser capaz de transformar la relación y de golpe lo que hace falta es que por parte de los profesores se responda mejor a esa demanda ¿Podría explicarme qué es lo que exactamente quiere decir?

Michel Serres: por volver a tomar una perspectiva distinta. Yo creo que si uno se centra en la relación médico-paciente en la que se da una relación de uno a uno más fácil de analizar podremos ver que cuando el paciente acude al médico es porque padece una cierta clase de dolor, de síntomas, de dificultades y si entonces el médico que le va a examinar lo hace diciéndole “cállate, no eres competente” puede que el médico acabe cayendo en graves errores. Más valdría que desde el comienzo el médico escuche al paciente y que lo escuche incluso si un paciente algo vanidoso  le dice “Sé tanto como tú porque me he informado en Wikipedia, en la Red, de lo que quiere decir”, pongamos  “El Pequeño Mal”. La relación médico – paciente a la que me acabo de referir resultará entonces más equilibrada. Aquí se da una escucha.

En lo que respecta a la relación pedagógica mi impresión en tanto docente- pues yo, como Ud. también soy profesor- es que a partir de un cierto momento el mundo cambia por completo y  se hace ineludible que uno se ponga a escuchar…He enseñado un poco por todo el mundo, particularmente en los EEUU pero también en Asia, en Africa y esa impresión se me fue haciendo tanto más fuerte cuánto más me convencía de que tenía mucho que ganar si me ponía a escuchar  lo que estaba pasando. Y le pondré un ejemplo que nada tiene que ver con las nuevas tecnologías.

Ud. sabe tan bien como yo que hasta un cierto momento lo normal era enseñar a franceses en Francia, a californianos en California, a chinos en Shanghai. Digamos que a partir de los años 70/75 los alumnos a los que uno da clase empiezan a responder a una mezcla. En Francia, una mezcla de africanos, árabes y europeos. Donde enseño, en Stanford la mezcla es más de asiáticos, coreanos , chinos, filipinos etc. Y el profesor se pone a escuchar esa multiculturalidad que tiene delante suyo ya que de ninguna manera puede decir lo mismo a un público culturalmente homogéneo que a uno multicultural. Mi discurso se ve obligado a cambiar. Esta necesidad la experimento en directo. Cuando este nuevo mundo del que hablo hace su aparición el docente es requerido por él a ponerse a escuchar de una forma muy precisa si quiere comprender el mundo en que sus alumnos están inmersos y no ponerse a tratarles de “charlatanes”, “ruidosos” o “estériles” como Ud.  ha hecho antes. No, no, qué va. Al contrario, hay algo nuevo que está haciendo su llegada y hay que escuchar a la novedad. En el momento en que esta novedad se haya comprendido, parecido a como ocurre con el hecho multicultural, entonces la enseñanza ha de adaptarse a ella. Hay pues en efecto, que inventar una nueva palabra, inventémosla.

Alain Finkielkraut: inventar.. o adaptar… Pero ¿Acaso no corresponde al maestro , sea cual sea la época, no entrar en el juego de satisfacer la demanda y ,antes bien, desviarse de la demanda… Al maestro lo define su exterioridad…

Michel Serres: la educación responde a eso, tiene Ud. razón.

Alain Finkielkraut:…él es exterior, él me aporta, como decía Levinas, “más de lo que contengo, más incluso de aquello a lo que aspiro…De golpe, él me desconcierta”

Michel Serres: justamente eso… pero es que él no puede desconcertarme a menos que conozca el mundo en el que estoy…No me desconcertará si me dice algo que me es totalmente ajeno, pero puede que lo haga si comprende el hábitat en el que vivo. Si comprende este hábitat, entonces sí, entonces puede educarme y hacer que me desvíe, que me bifurque… En esto estoy de acuerdo con Ud… Es un trabajo que me corresponde, es justamente lo que hago…pero no podré hacerlo si no me muestro comprensivo y lúcido acerca del mundo en el que los jóvenes están entrando.

Alain Finkielkraut: muy bien.. Quisiera plantearle también una cuestión que se me hizo presente cuando escuchaba el discurso que pronunció el jueves en la Academia Francesa. En él Ud. ligaba muy esclarecedoramente la virtud y lo virtual. Pero precisamente, y vuelvo aquí al problema con que nos encontramos en relación a la lectura…Tengo la impresión de que “lo virtual” presenta más de una cara…Quiero decir que en la literatura “lo virtual” es una especie de reserva de  lo invisible…En ella nos encontramos con personajes que no vemos…En cambio “lo virtual” de la Red nos presenta todo a la vista y la imagen se impone a la imaginación si no es que llega a sustituirla…¿ No hay acaso entonces en el seno  de “lo virtual” un combate a librar entre estas dos virtualidades?

Michel Serres: lo dije ya… y lo decía precisamente en la Academia Francesa… Decía allí que “Lo virtual” es algo tan profundamente propio del alma humana, de la imaginación del hombre y que para conocer al hombre en su individual singularidad la literatura es diez veces más importante que cualquier ciencia humana o incluso que la filosofía… Gracias a la literatura…Madame Bovary, Papá Goriot…Benjamín Constant…Proust… podemos comprender la singularidad humana y a esto yo lo llamo “lo virtual”. Sucede, sin embargo, y esto es lo extraordinario, que ese “virtual” literario que da la prioridad a lo  imaginativo en el sentido que acabamos de darle, nos lo encontramos con la misma fuerza en las ciencias más exactas. Y justo esto es lo extraordinario, que lo que parece caracterizar a los hombres de cara a poder conocerles en su individualidad, es decir “lo virtual”, también caracteriza a las cosas y en mi discurso me refería a las matemáticas, la física etc. para afirmar que “lo real” del “abuelete refunfuñón” no es algo monovalente sino que, al contrario, es algo que podría no ser, o sea contingente, igual de contingente que Papá Goriot, Madame Bovary etc.

Alain Finkielkraut: si, bien… Ud. dice que el “abuelete refunfuñón” se aferra a lo real.

Michel Serres: al abuelete refunfuñón le llamaba “Sanchorrón”

Alain Finkielkraut: Siii… Ahhh¡… Esto me lleva precisamente a mi siguiente pregunta… Pues Ud. pone justamente a “Pulgarcita” del lado de Don Quijote…

Michel Serres:… y al “abuelete refunfuñón” del lado de Sancho.

Alain Finkielkraut: no obstante el “abuelete refunfuñón” de quien yo hago aquí de portavoz… El “abuelete refunfuñón” se deprime cuando ve que Pulgarcita no lee a Don Quijote , que no quiere saber nada de él… y si al “abuelete refunfuñón” no le gustan precisamente los videojuegos es justamente porque piensa que Don Quijote es mejor que los videojuegos… “Lo virtual” de Don Quijote y “lo virtual” de los videojuegos no son lo mismo. A uno, piensa el “abuelete refunfuñón”,  es necesario defenderlo contra el otro y, siendo verdad que ello no nos devuelve al viejo mundo, nos vincula a él. Somos, en suma, sus continuadores, los llamados a aumentar su legado y decir esto no me parece que signifique tener una debilidad por el pasado.

Michel Serres: el continuador de “lo virtual”, tal y como Cervantes de hecho lo describe, viene marcado , y mi discurso tendía a decir esto, por el hecho de que en la pareja que forman Don Quijote y Sancho hay una especie de abuelo- uno del lado de lo real y el otro del lado de la imaginación-y que la pareja se reproduce en las figuras del “abuelete” y “pulgarcita” y se reproduce sin descanso en las ciencias de hoy en día. De ahí que dijera que surfear por la red es probable que sea justamente consagrarse al trabajo que Cervantes nos describe cuando relata cómo Don Quijote se dirige hacia los molinos…Hay una especie de locura imaginativa… ¿Qué es lo que en el fondo está haciendo Don Quijote? Surfear lo real.. y esta especie de vida nos la encontramos transferida de una forma particularmente vívida en las acciones que emprende “Pulgarcita”, que es la verdadera sucesora… Esto es lo que en mi discurso venía a decir, que el verdadero sucesor de Don Quijote es “Pulgarcita” y que el verdadero sucesor de Sancho Panza también es “Pulgarcita… ¿Por qué? Pues porque Sancho Panza dice a Don Quijote: “Mirad a Dulcinea. No es una princesa, es más bien una pastora desarreglada” A lo que nuestra imaginación responde: “esta pastora es, a los ojos verdaderos de mi amor, una mujer extraordinaria y lo real no es lo que Sancho el refunfuñón me dice”

Alain Finkielkraut: si,bien, me quedaría entonces una última pregunta…Del “abuelete refunfuñón” nos dice Ud. que se aferra al viejo mundo, un viejo mundo no muy glorioso y que en el caso del siglo XX se demostró atroz… Entonces ¿Cuál es la lección que puede extraerse de estas atrocidades… Después de todo en las atrocidades del siglo XX a la juventud se le asignó un papel central. La revolución cultural , por ejemplo, consistió en erradicar las viejas ideas, la vieja cultura, las viejas costumbres, los viejos hábitos…

Michel Serres: ¡Ah! o sea que me está poniendo del lado de Mao y de Pol Pot… Ya comprendo, ya…

Alain Finkielkraut: en absoluto. Jamás. Lo que quiero decir es si con todo esto no estará cobrando más importancia la responsabilidad que tenemos y de la que hablaba antes, no otra cosa ha pasado por mi cabeza…

Michel Serres: creo, querido amigo, que lo que dice es interesante porque, efectivamente, por ser más viejo que Ud, he vivido el siglo XX de muy cerca. Fue un siglo atroz que dejó 150 millones de muertos debidos a guerras y crímenes de Estado…Pero, escuche, ¿Qué país era en el siglo XX de lejos el primero en lo que hace a la música, a la literatura, a la filosofía ,a las bellas artes, a la enseñanza, a la medicina, a la ciencia etc? Lo era de lejos Alemania…y aquella Alemania, la más culta de todas las naciones…Toda esa vieja cultura ¿Es que sirvió para protegerla? Esta es la pregunta que planteo. Pregunta ciertamente seria… ¿De qué protegió a Europa toda esa vieja cultura? Respuesta: no la protegió de nada. Resulta terrible pensar que ese viejo mundo tan culto, tan único…único al punto de que, no habiendo país más culto que Alemania, toda esa cultura no le protegió de los peores horrores.

Respondo a su pregunta, por lo tanto, de una forma casi dramática, trágica.

Alain Finkielkraut: tiene razón. Estamos ante un problema trágico del que no hemos salido.

Michel Serres: por eso no puede hacerse el elogio en general del viejo mundo puesto que en él nos encontramos una experiencia crucial terrorífica.

Alain Finkielkraut: sí, yo creo que también la pregunta que le planteaba era trágica… En cualquier caso, quisiera agradecerle, Michel Serres, esta conversación que nos hubiera gustado prolongar.

Michel Serres: también yo le quedo agradecido, querido amigo.

Alain Finkielkraut: sea como sea, los oyentes podrán continuarla leyendo “Petite Poucette”, libro publicado por la editorial Le Pommier asi como “Andrómaca, viuda negra” publicado por la editorial L´Herne

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: