Inicio > French, Petite Poucette, Traducciones - Translations - Übersetzungen - Traductions > El abuelete refunfuñón (Alain Finkielkraut) vs. El portavoz de pulgarcita ( Michel Serres): una conversación francesa

El abuelete refunfuñón (Alain Finkielkraut) vs. El portavoz de pulgarcita ( Michel Serres): una conversación francesa

Sous le titre: “Grand – papa ronchon (Alain Finkielkraut) vs. le porte-parole de Petite Poucette (Michel Serres): une conversation française” j´envisage de publier dans les semaines prochaines  la traduction en espagnol que, malgré quelques difficultés de compréhension , j´ai essayé de faire de la conversation entre Michel Serres et Alain Finkielkraut qui sous le titre: “L´école dans le monde qui vient”  a eu lieu le 08/12/2012 dans l´émission radiophonique  “Repliques”  en France Culture .Voici le lien:

http://www.franceculture.fr/player/reecouter?play=4519989

Alain Finkielkraut est un écrivain, philosophe et essayiste français né à Paris le 30 juin 1949

Alain Finkielkraut

Alain Finkielkraut

Michel Serres, né le 1r septembre 1930 à Agen (Lot-et-Garonne), est un philosophe, historien des sciences et homme de lettres français

Michel Serres

Michel Serres

En las próximas semanas me propongo publicar la traducción en español que, a pesar de algunas dificultades de comprensión, he tratado de hacer de la conversación entre Michel Serres y Alain Finkielkraut que bajo el título « La escuela en el  mundo que viene » tuvo lugar el 08/12/2012 en el programa de radio en France Culture de este último llamado « Repliques ». A continuación el link :

Alain Finkielkraut es escritor, filósofo y ensayista francés nacido en París en 30 de junio de 1949

Michel Serres es un filósofo , historiador de las ciencias y hombre de letras  francés nacido el 1 de Septiembre en Agen (Lot-et-Garonne)

« Repliques » : «  La escuela en el mundo que viene » con Michel Serres

Filósofo y erudito Michel Serres nos propone una historia en tres etapas del trabajo humano y a cada una de estas etapas le asigna el nombre de un dios o de una figura mitológica. Nos encontramos primero con Atlas, luego con Hércules y Prometeo y finalmente con Hermes, nuestro modelo, nuestro dios tutelar.Al principio los  trabajadores manipulaban y trataban con formas invariables y sólidas , nos explica Michel Serres. En un segundo periodo, el de Hércules y Prometeo, las cosas se hacen líquidas al aplicárseles el calor . En una tercera etapa, tras la del dios portador de formas-Atlas-y la de los dioses de la transformación por el calor-Hércules y Prometeo- comienza nuestra era, la era de Hermes, la era mercurial de la información, de la comunicación, del tránsito, de la traducción, de la distribución, de la transmisión a través de redes. Así como antaño el hombre fue agricultor para pasar después a ser herrero , forjador, en nuestros días lo vemos convertido en mensajero, si bien dependiente aún del campo y de la fábrica, sigue explicándonos Michel Serres. Vivimos el advenimiento de una nueva era y en este inmenso paisaje de mensajes en el que se ha convertido el mundo nada es, nada puede ser, nada debe ser como antes. Lo queramos o no en este nuevo mundo todo cambia y, en particular , las relaciones pedagógicas.

Los húsares negros de la república* ,afirma Ud., Sr. Serres, se visten ahora de Hermes.

*Húsar negro de la república : sobrenombre que se daba a los profesores de instituto de la IIIª República. Charles Peguy fue quien popularizó el término en su obra « Argent » :« Nuestros jóvenes maestros  eran bellos como los  húsares negros. Esbeltos, severos, encorsetados, serios y algo trémulos de miedo por su precoz, por su repentina omnipotencia »

¿Tenemos entonces que asumir que se ha acabado el reinado de la palabra que enseña y que las nuevas redes  han llevado a que  doblen las campanas por los viejos maestros ?

M. Serres : Bien, se trata de un proceso del que vengo hablando desde hace algunos años. Ya en los años 60 publiqué cinco volúmenes, Ud. los conoce, titulados « Hermes » : « Hermes, la comunicación », « Hermes, la traducción », « Hermes, la distribución » etc… y efectivamente ahí ya afirmaba… pero en esa época todavía nos encontrábamos bajo el imperio de Prometeo, el de la revolución industrial y el de una ideología dominante que era más bien la marxista. O sea que el viento soplaba a favor de Prometeo y al publicar en los 60 los volúmenes de « Hermes » fui muy criticado por los responsables de la enseñanza, ya que en su mayor parte estaban del lado de Prometeo , de modo que en aquella época resultaba bastante arriesgado ir por ahí diciendo que la sociedad estaba basculando del lado de Hermes. En cualquier caso Hermes, o Mercurio como Ud. lo ha dicho en latín, es un dios interesante. Es el dios de los traductores, de los comerciantes, es un dios ligado a los cruces, a las bifurcaciones, el dios que señala los cambios de ruta. Y así nos los encontramos un poco a lo largo de toda la Antigüedad, dónde Hermes se nos aparece señalando los cambios de dirección. Es por esto que puede hablarse de Hermes como de un dios doble : el dios de la comunicación y de las redes. Aunque quizá haya que añadir que el concepto de red del que tanto se habla hoy en día es un concepto muy antiguo. De hecho, pocas redes existen tan perfectas como lo eran ya las de las vías romanas de la Antigüedad latina. Pero incluso mucho antes, los etnólogos han descubierto redes en la selva amazónica donde ya antes del neolítico las poblaciones que  habitaban la selva la transformaban,al atravesarla,  en cierto modo, en un producto cultural. O sea que las redes existen desde hace mucho tiempo y hoy nos encontramos ante unas redes de un nuevo tipo del que tendremos ocasión de hablar… Bien, pero ya que Ud. me preguntaba acerca de la enseñanza…

Alain Finkielkraut : si…

Michel Serres : en tanto que inventor de la escritura Hermes ha sido desde el principio el dios de la pedagogía y, en efecto ¿Qué es lo que ocurrió en Grecia en el siglo V antes de Cristo ?La escritura nace en el primer milenio antes de Jesucristo, tenemos ya el testimonio escrito de los profetas de Israel que utilizan ya la escritura y en el momento de la transición del estadio de la palabra oral al de la palabra escrita nos encontramos con que la pedagogía empieza a cambiar. ¿Por qué ? Pues porque, si se quiere, dos héroes van a entrar en liza : de un lado, Sócrates que habla pero no escribe y de otro,Platón, que escribe pero no habla en “los diálogos”. Y, en el fondo, el platonismo es una filosofía que da testimonio de esta primera revolución que supone la transición del estadio de la palabra oral en el que el soporte del mensaje es el cuerpo, el cuerpo de la persona que enseña, y en el que el mensaje es la palabra, al estadio de la palabra escrita. Y después de esta revolución viene una segunda marcada por la invención de la imprenta y en la que nace una nueva paideia. Así como la paideia de la Antigüedad ve la luz con el nacimiento de la escritura, esta nueva pedagogía, que no es otra que la del Renacimiento, es también  la del nacimiento de la ciencia moderna. Y hoy en día vivimos una tercera revolución, la revolución numérica. ¿Va a implicar esta tercera revolución cambios en la pedagogía ? Ya los ha supuesto y diremos en qué consisten…

Alain Finkielkraut :Ud dice que las nuevas tecnologías cambian completamente la pedagogía y lo dice en un libro suyo, un pequeño libro que ha tenido mucho eco « Petite Poucette » cuyo personaje ha atrapado mi atención- y de la que trataremos más tarde-… De momento a mí me gustaría preguntarle ingenuamente en qué ha cambiado la pedagogía en realidad… Cojamos por ejemplo un profesor de francés- yo mismo lo fui al comienzo asi que me tomo por ejemplo- pongamos que enseño literatura… ¿En qué afectan las nuevas redes a mi enseñanza? Mi tarea es la de abrir la mente de unos estudiantes bastante reacios- ya verenos más tarde las razones- a las obras clásicas. Y sí, puede que las nuevas tecnologías cambien en algo el ambiente, la atmósfera, pero no acabo de ver en qué van a modificar la naturaleza misma de mi enseñanza.

M. Serres : hay que diferenciar entre las materias que son objeto de la enseñanza, desde luego : si lo que enseñamos son matemáticas o química o física o si estamos hablando de ejercicios más bien prácticos… o de la enseñanza de  ciencias naturales o de la biología… No sólo se enseña literatura.Pero bueno, la primera cosa que cambia es la siguiente : antaño- yo también, como Ud. he sido profesor, enseñaba filosofía e historia de la ciencia…Antaño, decía, estaba claro que cuando se entraba en el aula uno daba por hecho que la materia que iba a impartir en clase era una materia relativamente desconocida para los alumnos que  iban a escuchar la lección, siendo la persona del profesor  portadora de un saber del que el alumno no disponía. Hoy en día, cada vez que entro en un aula no puedo dejar de preguntarme cuál es la probabilidad de que ciertos estudiantes hayan entrado la víspera en wikipedia para informarse de la materia del curso que voy a impartir. Y siempre hay un cierto número de alumnos que lo han hecho. O sea que hubo una época- que yo mismo he vivido, pues soy lo suficientemente viejo como para haber vivido las dos- en la que existía lo que en el libro « Petite Poucette » llamo « Presunción de incompetencia ».Pudiéndose  además aplicar esta « presunción », querido amigo, a otras relaciones y  no únicamente a la relación profesor-alumno como, por ejemplo,  a la del médico con su paciente. Antes, cuando íbamos al médico nuestra incompetencia para el diagnóstico y el pronóstico se daba por sentada. Hoy en día existe siempre la probabilidad de que nos hayamos metido antes en el ordenador para informarnos acerca de nuestras molestias y hacernos una idea-por más vaga que sea- de lo que nos pasa. Antaño la « presunción de incompetencia » era algo que el profesor, el médico, incluso el político, podían dar por hecho mientras que en nuestros días lo que se está imponiendo es la « presunción de competencia », es decir, la probabilidad de que cierto número de nuestros estudiantes se haya informado ya de la materia de la que vamos a tratar. Y todo esto viene a ser una especie de reequilibración de la relación pedagógica. Es esto lo que sostengo.

Alain Finkielkraut : soy un tanto escéptico respecto a esa especie de….

Michel Serres : ¿Reequilibración ?

Alain Finkielkraut : si,de reequilibrio… En mi opinión la relación de enseñanza, para serlo de verdad, comporta necesariamente una relación disimétrica pues, si bien Hermes es el dios de la comunicación, ¿Es que puede serlo también de la transmisión ? ¿No es acaso necesario hacer una diferencia entre lo que es la comunicación, por un lado, y la transmisión, por otro ? Y para ilustrar el escepticismo del que le hablo, hace poco he leído en el suplemento literario de « Le Monde » una encuesta muy preocupante sobre la evolución de la lectura según la cual, si bien los niños leen cuando son pequeños, dejan de hacerlo en mayor medida que antes cuando llegan a la adolescencia. Y el cambio es espectacular. Los educadores afirman que los adolescentes prefieren meterse en internet antes que leer. Y de ahí el sentimiento entre ciertos profesores de que la brecha entre lo que ellos saben y lo que saben sus alumnos lejos de disminuir aumenta a causa justamente de las nuevas tecnologías.

  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: